Buscar:
Search:
Boletín:
Newsletter:
Suscribe Newsletter / Suscribase Boletin Facebook twitter YOUTUBE Idiomas: Languajes:
Costa Rica Explorer Guide
Costa Rica's best
online magazine
 
Costa Rica Reportajes Noticias Agenda Cultural ¿Quiénes somos? Alquiler de carros Pauta y Servicios Red Cultura Inicio
 
  • Fotos de Pacífico Norte
  • Mapa de Pacífico Norte
Pacífico Norte
Encuentre los mejores servicios para disfrutar Costa Rica
 
  • Información General
  • Acerca de Pacífico Norte
  • Historia
Esta es una región en la que la cultura ancestral indígena se funde con los gritos de ¡viva la patria! en la lucha por la defensa de la libertad, en la que el venado cola blanca recorre libremente el bosque tropical seco y en donde, a la luz de la luna liberiana alguien declara su amor con una serenata.
Este es uno de los terrenos más planos de Costa Rica y posee llanuras de sabana, un bosque tropical seco y playas de gran belleza escénica contrarestadas por volcanes impresionantes.

Esplendidos atardeceres teñidos de verde en el invierno y de dorado en el verano, cuando la mayoría de la vegetación se ha secado con el inclemente sol. Es además un punto de relevancia cultural e histórica para los ticos.  

La cultura costarricense en esta zona se ha visto intrínsecamente influenciada por la ganadería y el trabajo en las haciendas, es evidente en pobladores de Santa Cruz, Liberia y Cañas que montan a caballo y celebran fiestas populares con toros y bailes típicos frecuentemente al son de la música de la marimba, tan representativa de Guanacaste.

Aquí encontrará una amplio territorio de playas que va desde Punta Coyote hasta  Playa Pochotes en Bahía Salinas (límite con Nicaragua), una extensión de mas de 200 kilómetros de preciosas playas de Guanacaste. Preferidas por surfistas alrededor del mundo y por las tortugas marinas Baula.

En el extremo norte de Costa Rica se encuentra la Bahía Salinas con las playas Pochote y Puerto Soley repletas de vegetación y con fuerte oleaje. Frente a esta costa es posible observar la Isla Bolaños.

Continuando por el litoral está la Península de Santa Elena, una de las zonas de mayor antigüedad geológica de Costa Rica y que forma parte del Parque Nacional Santa Rosa. Aquí están Playa Blanca, con su forma de herradura y  Playa Potrero Grande, cuyo oleaje es de gran atractivo para surfistas, sin embargo, no tiene acceso por tierra, solo con lanchas.

En esta zona protegida encontramos a Playa Nancite, donde se da un espectáculo natural impresionante, más de 175 mil tortugas marinas de cuatro especies diferentes que vienen a anidar; y Playa Naranjo, con el llamado Roca Bruja uno de los mejores puntos de rompimiento de olas de Costa Rica, durante los meses de diciembre a marzo. Aquí también anidan tortugas marinas.

Continuando hacia el sur aparece el Golfo de Papagayo, un punto de desarrollo turístico de lujo, con importantes cadenas hoteleras. Las playas de Nacascolo y Playa Panamá son las principales, siendo la última la más conocida y visitada. Luego aparecen las vecinas playas del Coco, Ocotal y Hermosa, las más populares del país.

En el sector oeste de la Península de Nicoya, se ha dado un desarrollo turístico impresionante en las siguientes playas: Flamingo que posee una marina; Conchal, con su costa decorada de conchas marinas; Tamarindo ideal para practicar surf y con una vida nocturna muy activa; finalmente Langosta, lugar del desove de las Tortugas Baula y Lora.

Más hacia el sur de la península están las playas de Ostional, que forma parte del Refugio de Vida Silvestre de Ostional al anidar tortugas Loras durante los meses de septiembre a noviembre; Nosara, Guiones y Sámara, todas con un fuerte oleaje y vegetación exuberante, a excepción de Playa Sámara. Le siguen Playa Bejuco, Playa Coyote y Playa Caletas de difícil acceso pero con gran belleza escénica.

Guanacaste es también el hogar del Parque Nacional Santa Rosa, que protege en sus 38,674 hectáreas de terreno y 78,000 hectáreas marinas gran biodiversidad y es la morada de la famosa e histórica Casona de la Hacienda Santa Rosa, donde se dio una batalla de mucha relevancia para el pueblo costarricense y centroamericano. El  20 de marzo de 1856 fueron vencidos y expulsados filibusteros (soldados dirigidos por el gobierno estadounidense bajo el mando de William Walker) que venían a esclavizar Centroamérica.

Hacia el noreste se encuentra la Cordillera Volcánica de Guanacaste en donde está el inactivo  Volcán Orosí (1,487 m.s.n.m) que forma parte del Parque Nacional Guanacaste. Esta zona protegida junto con el Parque Nacional de Santa Rosa, incluye la más importante reserva de bosque tropical seco de toda Centroamérica.

El Volcán Rincón de la Vieja, un volcán activo y frecuentemente visitado, aquí es posible observar aguas termales, pailas (ollas) de barro volcánico, una vegetación cambiante y más de 300 especies de aves. Forma parte del Parque Nacional Rincón de la Vieja, un resguardo para más de 32 ríos, con cuencas hidrográficas que abastecen al río Tempisque o forman impresionantes cascadas.  Hacia el sur continúan el Volcán Miravalles y el Volcán Tenorio, inactivo desde hace siglos.

En esta zona, las ciudades de Santa Cruz, Nicoya y Liberia son puntos estratégicos por donde acceder a las atracciones que posee, así como para apreciar la mezcla cultural que se ha dado con los años.

En el Pacífico Norte existen gran cantidad de áreas protegidas, todas de fácil acceso. Algunas de estas son: el Refugio Nacional de Fauna Silvestre de Isla Bolaños, el Parque Nacional Santa Rosa, el Parque Nacional Guanacaste, el Parque Nacional Rincón de la Vieja, El Parque Nacional Marino Las Baulas, El Parque Nacional Palo Verde y  El Parque Nacional Barra Onda entre muchos otros. 
 
 

El Clima:
El clima es generalmente cálido y seco, es la región más seca del país, con un promedio de 28 grados celcios de temperatura en los meses de mayo a febrero, de febrero a abril la temperatura puede incrementarse casi diez grados siendo ésta la época más seca y cálida del año.  Las estaciones están definidas en secas de diciembre a marzo y lluviosa de abril a noviembre, siendo los meses de abril y noviembre meses de transición.  Las mayores precipitaciones ocurren durante los meses de junio, septiembre y octubre.

Cualquier época del año es propicia para visitar la región del Pacífico Norte, en las mañanas casi siempre se dispone de sol y cielos despejados, con el paso del medio día las lluvias abren paso por las tardes.



Geografía:

La región del Pacífico Norte pertenece a la vertiente del Pacífico por lo que sus ríos terminan su recorrido en este océano.  Como el resto del territorio nacional hay una enorme cantidad de ríos, que bajan desde la Cordillera Volcánica de Guanacaste hasta el Pacífico, otro tanto terminan en el Golfo de Nicoya, como el Río Tempisque que es el cuarto río más largo de Costa Rica, con una longitud de 136 kilometros.

El relieve es principalmente plano, sus principales elevaciones son la Cordillera Volcánica de Guanacaste con el Volcán Tenorio como pico más alto con 2028 metros sobre el nivel del mar. Los cerros de Nicoya representan el segundo conjunto de elevaciones importantes, están situados en el el centro de la Península de Nicoya y su altura máxima es el Cerro Azul con 1018 metros.  El resto del territorio presenta declives ligeros hacia las costas.


 
 
 
Entre pampas y montañas
Junto a las olas del mar...
Aunque se rompan las teclas que son de fino coyol...
Entre pampas y montañas
El Pacífico Norte es un lugar lleno de paisajes extraordinarios, aquí la vegetación toma un color dorado durante la época seca y cuando llegan las lluvias la imaginación no puede dar crédito a tantos colores juntos en un solo escenario. Esta es la tierra del árbol de Guanacaste y del Roble de Sabana, cruzada  por cristalinos ríos como el Sapóa y el Sábalo, o imponentes como el Tempisque, aquí habitan más de 120 especies de aves y sus bosques esconden a pumas, manigordos, monos cariblancos, congos, osos perezosos de dos dedos y en los playones de los ríos se pueden ver caimanes y tortugas tomando el sol.  

Visitando la zona del Pacífico Norte lo primero que notamos es la ausencia de montañas altas, es uno de los terrenos más planos de Costa Rica, solamente hacia el noreste se ven las elevaciones que dan inicio a la Cordillera Volcánica de Guanacaste, la cual forma un límite natural con la Zona Norte de Costa Rica, esta cordillera es la primera de cuatro que existen en el país.  La fisonomía de sus volcanes es muy distinta, por ejemplo a la de los volcanes de la Cordillera Volcánica Central.

Los volcanes aquí apenas superan los 2.000 metros de altura, y representan las únicas montañas de considerable tamaño de ésta cordillera.  El Volcán Orosí  inicia la cadena montañosa, es el que posee la menor altura, 1,487 metros sobre el nivel del mar,  se considera inactivo y no hay registro de actividad desde tiempos de la conquista, este volcán esta dentro del Parque Nacional Guanacaste y junto con el Parque Nacional de Santa Rosa, reúnen la más importante y rica reserva de bosque tropical seco de toda Centroamérica. Aunque el clima en ésta área es seco, las faldas del Volcán Orosí presentan bosques húmedos nubosos sumamente densos. 
En una espectacular fila india podemos observar los otros tres volcanes que terminan de conformar esta cordillera, luego del Volcán Orosí está el Volcán Rincón de la Vieja, es el más visitado de los cuatro, es un volcán sumamente activo, con un gran historial de explosiones desde 1966 hasta 1997.  Está protegido dentro del parque nacional que lleva su mismo nombre.  Una extensión de 14.161 hectáreas protegen un sin número de cuencas hidrográficas, algunas de las cuales abastecen al río Tempisque mientras que otras dan vida a innumerables cascadas que aprovechan lo accidentado del terreno para saltar al vacío.  Aquí nacen más de 32 ríos de diferentes tamaños y caudales. La actividad volcánica del Rincón de la Vieja lo hace un destino obligado. Aquí encontramos desde aguas termales hasta las famosas pailas de barro volcánico, la vegetación es sumamente cambiante a lo largo del recorrido del parque y da abrigo a más de 300 especies de aves.

Al volcán Rincón de Vieja, lo siguen el Volcán Miravalles y el Volcán Tenorio, los dos son los más altos de la Cordillera Volcánica de Guanacaste. El Miravalles no ha mostrado actividad eruptiva en los últimos tiempos pero mantiene una actividad de batideros de barro y solfataras en sus faldas, este es de gran importancia para la generación de electricidad a partir de la energía geotérmica.  Por su parte el Tenorio se ha mantenido dormido probablemente desde hace muchas centurias antes de la conquista y sus faldas sirvieron para albergar importantes poblaciones aborígenes.
Dejando a un lado la majestuosa vista de los volcanes, Guanacaste es ampliamente reconocida por sus extensas llanuras, aquí, de entre pastizales y vegetación baja sobresale uno de los símbolos más queridos por los ticos, el árbol de Guanacaste, árbol Nacional de Costa Rica, solitario, su forma tan característica proporciona una preciada sombra en el verano y escampado en la temporada de lluvias para bestias y personas.

La pampa guanacasteca es sinónimo para uno de los personajes más propios de ésta región y que ha sabido ganarse un lugar de privilegio en la cultura costarricense:  el sabanero.  Las poblaciones del norte de Guanacaste se dedicaron de lleno a la ganadería por casi dos siglos, miles de cabezas de ganado eran conducidos por estas llanuras por jinetes abnegados y trabajadores.  Esto creo en la zona toda una cultura alrededor del trabajo de las haciendas, los pobladores de Santa Cruz, Liberia y Cañas probablemente aprendían primero a montar a caballo que a caminar, se hicieron diestros en el manejo del ganado, las cuerdas de lazar, en sacarle las mejores "piruetas" a las bestias (caballos).  La cultura, nacida del diario convivir con el caballo y los toros está fuertemente representadas por las tradiciones y festividades populares; bailes típicos como El Torito o la monta de toros en redondel durante las festividades populares de cada pueblo son un ejemplo importante de la herencia ganadera de la región.  En algunas haciendas como La Chacra  se presentan exhibiciones en el manejo de la ganadería.
Aquí, al grito del güi-pi-pia los orgullosos habitantes de esta hermosa tierra dan la bienvenida al son de la música de marimba, a todos los visitantes que quieran compartir sus bellezas y sus tradiciones. El guanacasteco es un pueblo afable, hospitalario y devoto pero además orgulloso e inquebrantable en cuanto a sus tradiciones.




Las diversas manifestaciones culturales de la zona del Pacífico Norte tienen diferentes influencias, una de ellas es la indígena, principalmente chorotega en donde la tradición de la cerámica se ha transmitido por generaciones. La comunidad de Guaitil de
  La presencia indigena en esta zona tiene más de diez siglos de antigüedad, y mucha de su tradición se mantiene intacta entre los descendientes de los primeros colonizadores de las tierras planas de lo que hoy se conoce como Guanacaste o región del Pacífico Norte.
La mayoría de los pequeños grupos indígenas que habitaban esta zona eran pertenecientes del áreas cultural de Mesoamérica.  Otros  menos numerosos pertenecientes al área intermedia habitaban en pequeñas comunidades como los Corobicíes, entre ambas zonas no existían fronteras físicas por lo que el contacto entre grupos pertenecientes a las dos zonas culturales eran frecuente.

Los grupos indígenas de esta zona hablaban la lengua chorotega, nombre con el que se les designaba genéricamente a todos las comunidades de esta zona.  Hoy día lamentablemente esta lengua no logro sobrevivir a las diferentes influencias culturales y se considera extinta.
Por el siglo IX los grupos chorotegas llegaron a la zona de la Península de Nicoya, en donde poco a poco fueron sometiendo a los grupos indígenas residentes, en unos casos las poblaciones locales se trasladaron ante la llegada de los invasores y en otros se mezclaron, aportando rasgos nuevos a las culturas de los grupos chorotegas.   Estos grupos se caracterizaban porque poseían una serie de complejas jerarquías en las que se encontraban los huehues (ancianos consejeros), nobles, guerreros y sacerdotes.

Para la llegada de los españoles en el Siglo XV, el pueblo más importante de esta región era el de Nicoya, situado muy cerca de dode esta la ciudad actual con el mismo nombre.  En ella residía el rey de Nicoya, cuya autoridad era compartida con un consejo de huehues llamado monéxico y que muy probablemente estaba representado por los diferentes clanes o comunidades.
Como muchas de las sociedades indígenas mesoamericanas, los vínculos familiares eran sumamente  importantes, a pesar de que la sociedad estaba organizada de forma endocrática y patriarcal, las mujeres jugaban un rol dominante en la organización familiar.  Dentro de este esquema estaban prohibidos los matrimonios o uniones entre cosanguíneos, ascendentes, descendientes y hermanos siendo el incesto algo desconocido. La bigamia en los hombres era castigada severamente con el destierro y la pérdida de sus bienes.

Los diversos pueblos chorotegas del reino de Nicoya lograron la excelencia en diversas manifestaciones de arte, siendo la más notable el desarrollo de la alfarería y la decoración de las diferentes piezas de cerámica.  A diferencia de otros pueblos de la región mesoamericana, estos grupos no lograron un gran desarrollo en la arquitectura monumental como el caso de pirámides en zonas más al norte, por lo que la zona del Pacífico Norte no guarda vestigios de grandes muestras arquitectónicas.
La conquista
La llegada de los españoles data del año 1519 cuando una primera expedición realizada por Hernán Ponce de León y Juan Castañeda llega al Golfo de Nicoya, luego de recorrer parte de la costa pacífica de Costa Rica, se da un enfrentamiento con grupos indígenas de la margen occidental del golfo y los españoles deciden retirarse.  Pasarán casi cuatro años aproximadamente hasta que entre 1522 y 1523 el explorador Gil González Dávila efectuara un recorrido por las costas hasta llegar a tierras chorotegas, la expedición visitó varios dominios de diferentes monarcas indígenas y en el reconocimiento realizaron algunos bautizos  y recogieron muestras de oro y plata.

Para el año 1524 se funda Villa de Bruselas, muy cerca de la costa oriental, este lugar fue estratégico, dada la hipótesis de que existía comunicación entre el río Tempisque y el lago de Nicaragua, lo cual establecería un canal de comunicación fluvial entre el mar Caribe y el Océano Pacífico.  Pronto se descarto tal comunicación y villa Bruselas fue abandonada en 1527 luego de ser escenario de las rivalidades de varios conquistadores.

En años posteriores la península de Nicoya fue quedando casi despoblada, los motivos fueron varios pero se destacan la brutal explotación y esclavitud a la que fueron sometidos los indígenas por los gobernadores de Nicaragua, quienes eran los responsables de las encomiendas más importantes.  El otro factor fue la exportación de indígenas como esclavos hacia Panamá y Perú para realizar todo tipo de trabajos físicos en favor de los españoles.
Corregimiento de 1554
En este año se creó el corregimiento de Nicoya, nombre original y uno de los pocos lugares de Costa Rica que conserva su nombre original indígena.  Este enclave fue vital para el avance de la conquista del territorio de Costa Rica que se dió hacia el año 1561.  Durante el Corregimiento se acrecentó la reducción de la población indígena y para 1684 quedaban solo 700 familias distribuídas en ocho poblados.  Para el siglo XVIII solo subsistía un pueblo indígena en toda la zona,el pueblo era Nicoya y todos los demás habían desaparecido.  Paralelamente a esto, hacia la costa oriental de la península  fueron naciendo gran cantidad de poblados de mestizos  alrededor de pequeñas ermitas, que fueron repoblando la zona principalmente bajo jurísdicción costarricense.  De esta forma surgieron las poblaciones de Bagaces en el siglo XVII, cuya ermita se erigió en 1686 y más tarde en 1739 el de Las Cañas, dentro del corregimiento de Nicoya, en el cual no se encontraban ciudades o villas españolas, surgieron los pueblos de Guanacaste (actualmente Liberia) y el pueblo de Santa Cruz.
El Partido de Nicoya
En la época posterior a la independencia era común que por factores económicos, afinidad cultural o conveniencia política un partido o villa decidiera pertenecer a una administración y luego cambiarse a otra.  Este fue el caso del partido de Nicoya, que comprende gran parte de lo que hoy es Guanacaste. 
El partido de Nicoya perteneció por un tiempo a Granada, el 5 de mayo de 1824 el Gobierno de Costa Rica hace la primera invitación a anexarse a su territorio, la cual fracasa por falta de apoyo popular.  Finalmente se logra la anexión del partido de Nicoya el 25 de julio de 1824 bajo el lema "de la patria por nuestra voluntad".   La anexión incluía solamente los poblados de Nicoya y Santa Cruz los cuales sumaban menos de 4500 habitantes, posteriormente y para 1826 el poblado de Guanacaste también quedó anexado a Costa Rica.

Un gupo de exiliados costarricenses invadió el territorio guanacasteco desde Nicaragua en 1836, la invasión fue rechazada valientemente y como reconocimiento de su lealtad, la villa de Guanacaste recibió en septiembre de 1836 el título de ciudad.  Para el 22 de noviembre de 1848 pasó a ser provincia y se subdividió en los cantones de Bagaces, Cañas, Guanacaste, Nicoya y Santa Cruz.

El último cambio importante político de la zona fue el polémico decreto de 1915, que segregó el territorio sur de la península de Nicoya, que incluía a los pueblos de Cóbano, Jicaral, Lepanto y Paquera y las islas de Chira y San Lucas y los agregó a la provincia de Puntarenas, por considerar que mantenían mejor facilidad de comunicación en esa época.  A pesar de las constantes protestas y pedidos de unificación por parte de Guanacaste, el territorio continúa segregado.
Historia actual
La historia actual de la región cambia a partir de los años 90s en donde la zona experimenta una expansión sin precedentes del turismo.  Gran parte del siglo XX  la región guanacasteca fue utilizada para la producción de ganado de carne, la siembra de arroz, caña de azucar y cítricos.  A pesar del atractivo de sus playas el turismo nacional e internacional estaba limitado por la carencia de vías de comunicación asfaltadas.  Luego de los años 80s se comienzan a abrir pequeños focos de desarrollo turístico por la línea costera y se crean nuevas áreas de conservación.

Actualmente la zona del Pacífico Norte experimenta un cambio acelerado en su desarrollo, con la creación de gran cantidad de complejos hoteleros como los del Golfo de Papagayo, Flamingo, Playa Hermosa y Tamarindo, el turísmo se ha convertido en el principal motor económico de la región.  Las inversiones inmobiliarias se han extendido por casi toda la línea costera y se han creado muchas fuentes de trabajo relacionadas directa o indirectamente con el turismo.

El Aeropuerto internacional Daniel Oduber, ubicado en la ciudad de Liberia ha servido de imán para la atracción de gran cantidad de vuelos directos hacia Guanacaste, aumentando considerablemente el ingreso de turistas a la zona, los cuales disfrutan del gran abanico de posibilidades que ofrece, en materia de naturaleza y cultura la zona del Pacífico Norte.

 
Ciudades
Coco-Ocotal
Playas del Coco y Playa Ocotal están en la Bahía de Ocotal, ubicada en (...)
Playa Panamá / Beach Hermosa-Playa Panamá
Hermosa está localizada en la provincia de (...)
Liberia, Ermita de la Agonía Liberia
La ciudad de Liberia se ubica en las llanuras de la provincia de (...)
Ciudad de Nicoya Nicoya
La ciudad de Nicoya refleja parte de la historia colonial de Costa Rica. (...)
Papagayo
Es un escenario natural de gran belleza que abarca bosque tropical seco, (...)
Playa Azul-Nosara
Esta zona costera posee en su territorio áreas protegidas de gran (...)
Rincón de la Vieja
Esta zona forma parte del Parque Nacional Rincón de la Vieja. (...)
Sámara-Carrillo
Es una hermosa bahía con arena de color dorado, rodeada por un bosque (...)
Iglesia de Santa Cruz, Santa Cruz Church Santa Cruz
Santa Cruz  es una de las ciudades más llamativas de (...)
Playa Tamarindo Tamarindo
Esta región costera posee gran belleza paisajística, donde el sonido del (...)
Reportajes y Noticias
Tortugas baula llegan a Playa Grande y Ventanas
26 de Octubre de 2012

La baula es la mayor de todas las tortugas vivientes, alcanzando una longitud de 2 metros y un peso de más de 600 kilos.
Parque Nacional Rincón de la Vieja
25 de Octubre de 2012

Posee aguas termales, cataratas y hermosas vistas panorámicas.
El turismo en Playas Nosara está orientado al surf, yoga y salud
23 de Octubre de 2012

Estas playas fueron galardonadas con la “Bandera Azul Ecológica” que certifica los altos estándares ambientales y de seguridad.
Casona de Santa Rosa continúa con su restauración
22 de Octubre de 2012

Se estima que los trabajos se prolonguen hasta finales del 2012. Para la reapertura se planean efectuar actividades especiales.
Escápese a Playa del Coco
10 de Octubre de 2012

El buceo y el snorkeling son los deportes más famosos de la zona. Aquí también puede realizar canopy, pesca deportiva, golf, disfrutar de cascadas y de la amplia diversidad natural.
Playa Sámara, una de las más seguras del país
05 de Octubre de 2012

Aquí los visitantes pueden encontrar en la franja de la playa una amplia variedad de plantas y animales exóticos, además se toparán con su hermosa isla pintoresca: Isla Chora.
Un viaje por el Río Celeste
04 de Octubre de 2012

Los amantes de la naturaleza deben de agregar el Río Celeste en su itinerario de viaje a Costa Rica, donde se relajarán en medio de aguas termales y una gran diversidad de flora y fauna.
Parque Nacional Palo Verde alberga humedales de importancia internacional
03 de Octubre de 2012

Dentro del Parque se pueden recorrer los senderos, visitar los miradores de los cerros Catalina y Guayacán, observar cocodrilos, navegar en el Río Tempisque y mucho más. Descúbralo en su viaje de vacaciones en Costa Rica.
Bahía Culebra, una de las zonas de mayor riqueza arqueológica en Costa Rica
28 de Setiembre de 2012

Este destino declarado de Interés Arqueológico Nacional en 1994 ofrece una gran biodiversidad, playas de arena blanca y una infinidad de aventura, donde el visitante se lleva un recuerdo memorable de nuestro país.

Destinos turísticos operan con normalidad luego del sismo en Nicoya
18 de Setiembre de 2012

Los turistas que planean visitar el país durante los próximos días, pueden hacerlo tranquilamente, puesto que la Comisión Nacional de Emergencias declara seguridad en el país.